El Estigma


Casero dispara contra Pergolini (21/09/1998)
21/09/98, 4:50 pm
Filed under: Notas & Entrevistas

Fuente: La Nación – Fecha: 21-09-1998

Acusación: el actor asegura que Cuatro Cabezas le robó la idea de “Cha Cha Cha” para hacer “Delicatessen”.

Desde su casa de Buenos Aires, mientras come alfajores cordobeses y toma gaseosa, Alfredo Casero dispara contra el programa “Delicatessen”, de Cuatro Cabezas, la productora de Mario Pergolini y Diego Guebel: “Ellos vendieron el formato de “Caiga quien caiga” a España, pero son ellos los que utilizan mi formato de “Cha cha cha” gratis. ¡Mirá vos!”.

Más allá de los dardos que lanza Casero, “Delicatessen” no parece tener más suerte que su ciclo “Cha Cha Cha”. El miércoles último, los directivos de América decidieron que con el fin de mes se terminaría también el ciclo de humor que encabeza Horacio Fontova. La explicación: falta de rating, un argumento que también sufrió Casero.

Viejo conflicto

Pero la bronca del actor viene de lejos. Para Casero, el conflicto con Pergolini empezó años atrás, cuando los dos compartían la pantalla de América y su programa iba después de “Caiga quien caiga”. “Me acuerdo de que algunos martes me entregaron el aire 18 minutos más tarde. Ahora con “Delicatessen” están usando mi formato, o algo muy parecido. Pero esto no lo voy a arreglar con abogados, esto lo arreglaré yo mismo cuando llegue el momento…”, dice casi desafiante.

La productora de Pergolini nunca se comunicó con Casero. “Hasta supongo que antes de emitir el programa ellos deben de haber sido asesorados legalmente para ver dónde estaba la trampa. Pero como yo no tengo amigos políticos, no puedo hacer lobby. Soy un artista. Dejame que me c… bien a trompadas con el que tenga que hacerlo, porque la verdad siempre triunfa. Por cada vez que me dicen que estoy en “Delicatessen” va a pagar Pergolini.”

Casero asegura que con todo esto le han hecho mucho daño y que en esta movida Cuatro Cabezas contó con el apoyo de América. “Pero sé esperar mi momento; el problema es mucho más grande que lo que se imaginan…”, asegura Casero.

En un programa, como en otro, Fabio Alberti y Diego Capusotto tienen el raro privilegio de actuar. Sin embargo, para el creador de “Cha Cha Cha” la situación de ellos no es igual a la del productor del programa. “Ellos trabajan ahí como antes lo hicieron con Casán, Duffau y Barbarossa; son trabajadores. Y son amigos. Yo no puedo decirles que no laburen con lo que hemos hecho. Con los pibes está todo bien.”

Casero, en tiempos de revancha

Como aquellos que se refugian unos días en un spa o en una clínica en medio de las sierras, Alfredo Casero optó por un mecanismo mucho más artesanal para recuperarse. Todos los viernes y sábados está presentando “Sólo para entendidos”, en el Teatro Concert.

Cada semana concurren unas 500 personas para ver de cerca a su actor fetiche. Confiado en su llegada, el creador de “De la cabeza” y “Cha cha cha” se lanzó sin publicidad. “Fue lo mismo cuando comencé en la televisión. Aunque ahora es todo más fácil porque tengo un nombre. Antes subía a un colectivo diciéndole a la gente que me vea. Hice lo mismo que los que venden taper-ware”, compara.

En el espectáculo, Casero está acompañado por Nicolás Posse Molina y Hernán Maglía “que fueron con quienes produje mis primeros discos”. A lo largo del encuentro con su público el actor apela a lo disparatado, a los mismo códigos que lo transformaron en una de las figuras más representativas de la renovación de los códigos humorísticos televisivos. El espectáculo lleva tres meses en cartel y Casero piensa continuar un buen rato “hasta que lo hayan visto todos”, remata.

El nombre del espectáculo tiene sus razones. “Durante mucho tiempo se me dijo que la gente no me entendía. Sin embargo, el telespectador comprende mucho más de lo que la televisión les puede dar. Pero yo nunca me creí eso. Entonces el haberle puesto «Sólo para entendidos» me sirve como mecanismo de prevención para que no venga ninguno que me diga que no entendió nada”.

Confiado en su talento, lo único que le pide a su público es que se siente a esperar “que los mate de risa”. Una vez que esto ocurre, Casero bombardea.

Ionesco anda por ahí

Los planes del actor están por definirse. Posiblemente desde el verano monte “El cuadro”, de Ionesco, en La Plaza. Pero sus dudas sobre hacerla no tienen que ver con el material dramático sino con la forma de producción. “Estoy un poco negado a las cosas que se me pueden ir de las manos, con sentir que tengo alguien arriba mío. No quiero tener a ningún otro dueño que me presione”. Reflexivo agrega: “En esta nueva etapa aprendí que tengo que hacer las cosas de a una, no puedo meterme en todo”.

La pieza de Ionesco es la historia de un hombre que tiene mucho dinero al cual un pintor le quiere vender un cuadro. “Es la historia de un rico que necesita de un artista para parecerse más a un ser humano”.

Pero mientras decide qué hacer con el espectáculo, Casero disfruta del contacto directo con la gente. “También me estoy curando de todos los años de televisión, del canal, del maltrato. Quedé muy golpeado después de la TV, el último año fue fatal. En medio de este proceso, «Sólo para entendido» es mi presente. Ahora no quiero meterme a hacer cosas por que sí. Me niego a laburar hasta enfermarme. El espectáculo me da para comer y estoy más feliz que antes. Ahora tengo algo en la cabeza que me dice no innovar. Y estoy esperando mi momento para atacar”. Replegado en su casa de Puerto Madryn o en la de Buenos Aires, Casero espera su tiempo.
autor Alejandro Cruz


Dejar un comentario so far
Deja un comentario



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: